Algunas de las mejores ideas de decoración de dormitorios pequeños pasan por ahorrar espacio. Para ello, lo más adecuado es emplear estanterías; un recurso decorativo que da personalidad, ahorra espacio y, además, aporta mucha personalidad.

Proporcionarán el lugar perfecto para colocar los libros más con mejor presencia, discos, cd o, incluso, plantas de interior. También son funcionales, porque almacenan con estilo, y pueden convertirse en elementos multifunción: mini escritorio o tocador.

Las estanterías para el dormitorio siempre funcionan bien, solo hay que saber dónde colgarlas y cómo usarlas de la forma más eficaz. Por eso hemos reunido un montón de ideas inspiradoras de decoración para un dormitorio pequeño, desde cómo utilizar las estanterías cuando el espacio del suelo es limitado, hasta cómo aprovechar al máximo los huecos incómodos.

Construir una estantería en el cabecero del dormitorio

Cuando uno se imagina un cabecero de cama empotrado, es cierto que las imágenes que vienen a la cabeza son propias de los años 70: formadas por demasiados cajones y armarios, que se elevan sobre la cama. Sin embargo, los muebles empotrados pueden funcionar y aprovechar al máximo el espacio. La clave es mantener la sencillez y, en lugar de colocar un bloque sólido de armarios encima de la cama, incorporar estanterías para separar el almacenamiento.

Y no abarrotes estas estanterías sobre la cama, de hecho, evita abarrotar cualquier estantería en un dormitorio, ya que las estanterías en los dormitorios corren el riesgo de convertirse en un "vertedero".

Un dormitorio está destinado a la calma y la serenidad, y el desorden visual le resta ese elemento natural. Si tienes una estantería en tu dormitorio, todo lo que haya en ella debe tener una finalidad, y hay que mantenerla al mínimo. No sientas la presión de llenarla con un montón de cosas, sólo porque sí. Aquí menos es más.

El espacio negativo es la clave. Asegúrate de que dejas mucho espacio entre tus objetos o colecciones para evitar ese aspecto desordenado, de modo que tus ideas de estanterías siempre tengan un propósito y sean curadas.

Llena las estanterías de tu dormitorio pequeño

Espacia tu vestidor utilizando estanterías

Las estanterías para dormitorios que son puramente decorativas son un lujo, estos espacios pueden parecer incómodos, pero en realidad puedes transformarlos en zonas realmente multifuncionales.

Hay un montón de diseños de escritorios flotantes que tienen espacio para cajones, pero también puedes utilizar una estantería flotante que sea lo suficientemente profunda como para ser funcional.

Escoge un taburete que pueda meterse debajo cuando no lo uses, monta un espejo de pared si piensas usarlo como vestidor o añade más estantes si quieres usarlo todo como una pequeña oficina en casa. Incluso podrías añadir puertas y convertirlo en la oficina en un armario para poder encerrar el trabajo al final de día.

Añade una estantería encima de la cama

El cabecero de la cama suele ser el punto focal de un dormitorio, así que aprovéchalo y conviértelo en un elemento más de la pared añadiendo una estantería sobre la cama. Y no la pongas flotando, llévala a todo lo largo de la pared o al menos asegúrate de que optas por una estantería más larga que el cabecero, ya que resulta mucho más elegante y agradable a la vista.

Y en cuanto a la decoración, no se trata de una cuestión de practicidad, se trata de una estantería casi puramente decorativa ya que no es que vayas a ponerte de pie en la cama para alcanzar lo que hayas puesto ahí cada noche; así que sé creativo. Los libros son siempre una buena opción, ya que añaden textura y color al instante. Y si quieres mantener algo diferente, prueba a poner los libros con las páginas hacia fuera.

A por los números impares

A la hora de diseñar las estanterías del dormitorio, nuestro consejo clave, sea cual sea su estilo y esté donde esté la estantería, es agruparlas en números impares. La regla de tres, tal y como se conoce en el diseño de interiores, es un enfoque probado que cuenta con respaldo científico.

Según la teoría, los números impares llevan al cerebro más tiempo para procesar, ya que no hay un patrón obvio, lo que hace que el ojo se detenga más. Por eso, para que los expositores resulten intrigantes e interesantes, hay que agruparlos siempre en números impares.

Piensa en números de uno, tres y cinco cuando agrupes los objetos y adornos más preciados. Aunque una exposición uniforme y simétrica con números iguales resulta agradable a la vista, puede hacer que tu casa parezca una sala de exposiciones.

Estanterías para añadir superficie al dormitorio

En un dormitorio pequeño las estanterías pueden ser un salvavidas. Las estanterías flotantes no ocupan nada de espacio en el suelo y, sin embargo, crean una superficie instantánea que puedes utilizar para la decoración y el almacenamiento.

Si tienes una estantería en un dormitorio, coloca sólo lo necesario porque debe ser más funcional que nada: una lámpara, una jarra de agua, un espacio para el cargador del teléfono, un libro, una bandejita si tienes algunos objetos pequeños, o un joyero para ocultar cosas. Y también sugiere que se incluya algún tipo de almacenaje cerrado, como pequeñas cestas o cajas, para esconder lo esencial que no quieras tener a la vista.

Estanterías por encima del nivel de los ojos

Las estanterías del dormitorio que se colocan por encima del nivel de los ojos añaden cierta elegancia a la habitación, quizás porque atraen la mirada hacia arriba creando esta alusión de altura y altivez. Sólo tienes que asegurarte de que todas las líneas son correctas, y con esto nos referimos a que consideres por dónde se moverá el ojo en la habitación y cómo será el espacio.

Trabajar los rincones incómodos

A veces las líneas de un dormitorio no son rectas, a menudo hay rincones incómodos, esquinas muertas y ángulos complicados con los que trabajar, pero siempre hay una forma y un estilo de estantería que le ayudará a maximizar ese espacio. La mejor manera de aprovechar al máximo ese espacio es hacerlo a medida y empotrado. Haz que te diseñen una estantería que se adapte perfectamente a tu espacio.