Un plato de ducha es la solución ideal para cualquier reforma que estemos realizando en nuestro baño. Estos son elementos que ayudan a que el trabajo quede prolijo y con un acabado perfecto. En la mayoría de las casas modernas se están realizando este tipo de reformas, en especial cuando los dueños de las viviendas quieren cambiar su bañera por una ducha. 

Son muchas las razones por las cuales esto se ha convertido en una tendencia y es que son variados los beneficios que podrás obtener al sustituir tu bañera por un plato de ducha.

A continuación te ofrecemos toda la información que necesitas saber para seleccionar el modelo de plato de ducha indicado para tu hogar, para que de ese modo le des un toque moderno a tu baño.

Tipos de platos de ducha


Estos se pueden clasificar en función a dos criterios principales, de acuerdo a su tamaño o en base al material con el cual están elaborados. 

Según el material


Podemos instalar platos de ducha de 4 distintos materiales: cerámicos, acrílicos, de piedra natural o de composición mineral. 

  • Platos de ducha cerámicos

Estos son de los más comunes, sin embargo, deben ser manipulados con sumo cuidado ya que no tienen gran resistencia ante los impactos. Cuentan con una superficie totalmente impermeable que te permite contener el agua y dirigirla hacia el punto de desagüe. 

  • Acrílico

Estos son los favoritos de la mayoría de usuarios que instalan platos de ducha. Se trata de un modelo reforzado que se elabora a base de fibra y acrílico que brinda gran resistencia. 

  • Mineral

Este tipo de plato de ducha es perfecto para instalar en sitios donde se requiera acceso sin grandes obstáculos a la zona de ducha. Es ideal para ser usado por personas con movilidad reducida ya que son delgados y fuertes. 

  • Piedra natural 

Estos son muy populares por su gran resistencia al impacto. Están elaborados de granito o mármol y son sumamente agradables a la vista. 

Cabe destacar que todos los tipos de plato de ducha cuentan con las inclinaciones adecuadas para que el agua circule sin ningún problema, por lo que la clave para su correcto funcionamiento es una adecuada nivelación.

¿Qué tamaño elegir para el plato de ducha?


En especial cuando decides cambiar la bañera por una ducha, este aspecto debe ser tomado en consideración. 

Si tu intención es ganar mayor espacio en el baño, puedes recurrir al uso de platos de ducha cuadrados o semicirculares. Estos se adaptan a cualquier espacio pequeño y son sumamente funcionales. 

Por otra parte, si cuentas con un área considerable puedes elegir platos de ducha rectangulares. Estos ocuparán prácticamente toda el área que queda disponible cuando se quiere cambiar la bañera por una ducha. 

¿Cómo elegir el plato de ducha ideal para ti?


En primer lugar debes tomar en consideración el área que quieres destinar para la zona de ducha, para poder elegir la forma que más se adapte a tu espacio.

También debes considerar el estilo de tu baño. Un plato de ducha puede ayudarte a destacar de manera elegante este sector, al usarlo en conjunto con los correctos elementos complementarios como una grifería moderna y puertas acristaladas. 

Por último debes tomar en cuenta la intención que tienes al momento de cambiar tu bañera por un plato de ducha. Ya que si lo que buscas es eliminar la barrera de acceso que genera la bañera, lo ideal es emplear un plato elaborado a base de elementos naturales o minerales que cuenten con menor espesor y así facilitan el acceso al mismo.