El precio de una reforma de baño varía para el caso de reforma parcial o integral, también dependiendo de las calidades que entren en juego; sin embargo, los precios pueden oscilan entre los 3.000 y los 5.000€, teniendo en cuenta gamas bajas, medias y altas.

En el precio final siempre hay muchas variables que tener en cuenta en el momento de dar el paso definitivo. Por lo general, mucha gente considera reformado con el cambio de sanitarios, lavabo y cambio de bañera por ducha; los elementos que, por lo general, más afectan a la imagen y a la funcionalidad del cuarto de baño.

¿Qué cosas afectan el precio final?


Los baños son, seguramente, las zonas más complejas para reformar

El cambio no viene dado solamente por el relevo de unas piezas obsoletas por otras más modernas, tampoco por una mano de pintura o el derrumbe de un tabique. Al cambiar un wc, por ejemplo, se ha de tener en cuenta la instalación de agua y fontanería.

Y es ahí donde pueden aparecer las sorpresas, sobre todo por las instalaciones viejas.

Por eso, ten en cuenta lo siguiente:

Sistema de calefacción


Aprovecha la reforma para instalar toalleros eléctricos. Se trata de un elemento fabulosamente útil por varios motivos, en primer lugar porque no ocupan prácticamente espacio, en segundo porque ejercen de calefacción (nada de aparatos de aire o incómodas estufas de gas o aceite), y en último lugar, son el remedio definitivo al secado de toallas que, de otro modo, irían al tambor de la ropa sucia.

Sistema de fontanería


Es una inversión, no un gasto. Si tu baño tiene más de 15 años, lo mejor es que cambies las tuberías y el sistema en general porque, sin duda, acabarás haciéndolo antes o después y mejor sin una incómoda avería que te salga más cara.

Alicatado


El alicatado es costoso; en espacios de 3 a 4 metros puede llegar a costar cerca de 1.500€. Se trata de un revestimiento de azulejos que se aplica a todo el baño, si se desea, y que puede ser de cerámica, vidrio, gresite o gres porcelánico.

Resto de cambios importantes


Todo lo que se cambie será una inversión de futuro, no solo en comodidad y funcionalidad, sino en ahorro de dinero.

Lavabo


Cambiar uno viejo que pudiera ocupar mucho espacio por uno nuevo, con elevación del suelo, cajones y con el tamaño adecuado, va a darle al baño mucho espacio. Un lavabo no suele costar más de 300€.

Bañera y plato de ducha


Ambas opciones se usan ya actualmente. Las bañeras han vuelto, sobre todo para baños muy grandes. Y los platos de ducha son el cambio estrella en cualquier cuarto de aseo. Esta última opción ofrece muchas más posibilidades de decoración y amplia enormemente el espacio real de la estancia. Los precios rondan entre los 150 y 200€.

Inodoro


Lo normal es cambiar los inodoros antiguos por modernos que tienen la cisterna suspendida y botón de pulsado para la cadena. La imagen del baño cambia enormemente. Precios entre 100 y 300€.

Bidé


La tendencia es desinstalarlos; no obstante, mucha gente lo sigue considerando útil y prefieren tener uno suspendido y moderno que no ocupe demasiado espacio. Su precio oscila entre los 70 y 150 €.

Una vez concluidos todos los cambios de la reforma, la diferencia entre el antes y el después es notable.

El cuarto de baño es de esos espacios reducidos en los que se hacen una enorme cantidad de cosas y se pasa una gran cantidad de tiempo; sobre todo tiempo de calidad y aseo que, definitivamente, es importante desarrollar con el mayor confort posible.