Cómo reformar el parquet viejo

trucos para reformar el parquet viejo

Los suelos de parquet se han convertido en la opción preferida por las personas para dotar de elegancia y modernidad sus hogares.

Se trata de uno de los pavimentos más ecológicos que existen en el mercado, gracias a su aislante térmico podrás ahorrar en la factura de la luz. Además, su durabilidad y su mantenimiento sencillo lo hace una elección perfecta.

Sin embargo, necesitan un mayor cuidado que los otros suelos que podemos encontrar en el marcado, como los porcelánicos. El parque es sensible a la fricción de los muebles, a la humedad o al desgaste.

Recupera su brillo inicial

Uno de los problemas más comunes que encontramos en los suelos del parquet es el desgaste y la pérdida de brillo. Por ello, para recuperar la luminosidad del suelo puedes seguir alguno de estos consejos: 

Pequeñas hendiduras

Es normal que con el pase del tiempo acaben saliendo pequeñas hendiduras a raíz de los golpes que podemos darle durante el día o con los objetos que se nos acaban cayendo. 

Arañazos de arrastrar muebles, golpes provocados por la caída del mando de televisión o de un objeto de una estantería… Son muchos los factores que pueden hacer que aparezcan pequeñas hendiduras en el pavimento. 

Lo primero que debemos realizar cuando nos encontramos en esta situación es pasar de forma vertical un estropajo o una lima de grano fino para pulir. Después, vertemos la cera caliente en el arañazo con la ayuda de una espátula. Por último, añadiremos aceite en el área. 

Si esto no funciona, es que el daño es muy grande. Deberás acudir a expertos para acuchillar el parquet afectado.

Parquet mojado

Que se moje el parquet es muy fácil. Pueden caernos restos de bebida, no escurrimos bien la fregona cuando lo limpiamos… El parquet sufre con el agua en muchas ocasiones. Por eso, siempre que caiga agua al pavimento debemos limpiarlo rápidamente. Primero pasaremos un trapo para quitar el exceso y, después, un paño para secarlo. 

Si no actuamos de forma rápida en una de estas situaciones, el parquet se acabará levantando y será muy difícil de reparar sin que esté un experto de por medio en la reforma. 

Si está en malas condiciones...

Si alguno de los anteriores consejos no han servido y no has obtenido ninguna mejora, lo mejor que puedes hacer es acudir a los profesionales.

Ellos utilizarán la técnica del acuchillado, un sistema de recuperación y reparación de los suelos de madera que se han visto dañados o afectados por el paso del tiempo o por factores externos. 

Hoy en día, estos trabajos se realizan con máquinas que no utilizan cuchillas, sino lijas que eliminan el barniz, dejando la sala uniforme. 

Conoce Reforcam