Falso techo: todo lo que necesitas saber antes y después de instalarlos

falso-techo

El falso techo es una técnica arquitectónica muy efectiva que, como el propio nombre indica, oculta la altura real del techo original para reorganizar las dimensiones de la estancia.

Esta fórmula consigue ahorrar energía, sobre todo en calefacción y aire acondicionado, pero también es un recurso muy usado para crear un espacio nuevo más cálido y cómodo que, a su vez, pueda servir como elemento decorativo.

La instalación de falsos techos tiene su sentido en la funcionalidad aislante que ofrece y es muy operativo en habitaciones por encima de los 3 metros de altura. De hecho, no conviene reducir el techo por debajo de los 2,5 metros de altura en salones, cocina o pasillos.

¿Qué tipos de falso techo puedes poner en tu casa o negocio?

Existen varios tipos de materiales, solo tienes que pensar cómo se adaptará el que elijas a las necesidades de tu negocio u hogar.

Puedes elegir entre:

Placas de escayola

Se trata de un material que imita a la escayola y que se recomienda en espacios públicos. No obstante, también puede instalarse en viviendas privadas.

Placas de cartón yeso

Es un aislante térmico fabuloso que es ideal para instalar en hogares. Se emplean para crear falsos techos que ofrezcan resistencia al fuego, por eso son muy comunes en viviendas; pero también en negocios como la hostelería.

Placas de techo

Muy recurrente en locales y negocios. Se trata de una placa de aluminio que simula a la madera para conferir a la estancia un aspecto cálido.

Placas cartón yeso (Pladur, Placo)

Otro material muy usado en locales profesionales, negocios, cocinas, ascensores o baños debido a su amplia capacidad térmica, aislante acústico y enorme resistencia.

Ventajas del falso techo

La técnica del falso techo es muy efectiva para ocultar instalaciones eléctricas, tuberías, desperfectos, grietas o humedades propias del techo original. Además, se elimina altura a las estancias, lo que da mayor calidez y confort a las habitaciones.

Además, al implementar un falso techo podremos conseguir insonorización; algo fundamental para algunos tipos de usuarios que, por razones profesionales o personales, necesitan controlar el volumen de ruido o sonido que viene de fuera o que ellos mismos producen en el interior de sus casas o negocios: estudios de grabación, pubs, discotecas, casas cerca de escenarios ruidosos como vías de tren, carreteras, etc…

Otra de sus cualidades es la de aislamiento térmico. El aislamiento ayuda a conservar mejor la temperatura en el interior y es muy recomendable para hogares o locales construidos en zonas especialmente frías o calurosas.

Por último, cuando se instalan aires acondicionados suele realizarse la construcción de un falso techo que oculte los cables de la instalación.

¿Cómo limpiar falso techo?

Dependerá del tipo de manchas que se hayan generado. Si existieran humedades, nidos de insectos, de animales o manchas provocadas por productos tóxicos, lo mejor será llamar a profesionales del control de plagas o de la limpieza porque una mala gestión podrá provocar grietas, hendiduras o daños difíciles de abordar sin una reparación experta.

Cualquier otro tipo de mancha o polvo se limpia de forma completamente normal.

¿Cómo quitarlo?

Lo mejor es contratar una empresa o trabajador profesional que lo quite. No es difícil ni costoso, de hecho, bastará con un pico con el que picar la escayola que forma el falso techo e ir eliminándola poco a poco hasta que se recupere el techo original.

Últimas publicaciones

Conoce Reforcam