Qué tipos de parquet existen: todo lo que necesitas saber antes de elegir

tipos-de-parquet

No hay duda que uno de los suelos que más encontramos hoy en día es el parquet. A diferencia de lo que ocurre con otros suelos, este es más fácil de limpiar y de mantener. 

Es uno de los suelos más populares que existen tanto por razones estéticas como por beneficios como elemento aislante del frío o su sostenibilidad. Sin embargo, existe diferentes modelos en el mercado y cada uno tienen sus utilidades. 

¿Qué te interesa saber?

Diferencia entre parquet y tarima

A simple vista, el parquet y la tarima pueden parecer que sea lo mismo. Pero nada más lejos que la realidad. Existen algunas diferencias entre ellos.

La tarima flotante es un tipo de suelo que puede estar hecho con madera o materiales que la imitan. Además, su grosor oscila entre 15 mm y 28 mm.

El parquet es un tipo de pavimento que está hecho solamente por tablas de madera 100% y su grosor está entre los 10 mm hasta 1 cm. 

En cuanto al precio de ambas, también es dispar. El parquet ronda de los 300€ a los 1.500 el m2, y la tarima desde 50€. Por lo que la segunda opción es más barata. 

Además, la forma de adherirse al suelo también es diferente. Los listones de madera de la tarima está fijado al forjado de la casa. Mientras que el parquet se realiza mediante adhesivos. 

Tipos de parquet según el material

Actualmente, podemos encontrar en el mercado diferentes modelos de parquet según su material. Los principales diferencias están en el acabado, la dureza y el precio:

Parquet sintético

El parquet sintético está fabricado con láminas de fibra de madera comprimida pegadas entre sí. Para lograr este efecto, los profesionales utilizan resinas de gran resistencia. 

Algo que hace característico a este suelo es que la última lámina que se pone tienen una función embellecedora. Por lo general, esta lleva una capa decorativa que imita a la madera. 

El precio ronda entre los 10 y 35€ por m2.

Parquet de madera

El parquet de madera natural se caracteriza por su dureza, la gran capacidad de aislante térmico, su flexibilidad y su resistencia al paso del tiempo y su desgaste. 

Además, es un material sostenible y respetuoso con el medio ambiente. 

El precio oscila entre los 30 y 90€ por m2.

Parquet de roble

Si hablamos de popularidad, tenemos que hacer referencia al parquet de madera de roble. Es uno de los materiales que más se emplean para interiores. Su versatilidad lo convierte en un pavimento con diferentes tonalidades y con varios patrones de veta para adaptarse al gusto personal. 

Su precio ronda los 40€ por m2. 

Parquet laminado

Una de las características del parquet laminado es la gran dureza que tiene. Esto es gracias al panel de alta densidad con el que está hecho. Asimismo, la última capa actúa como refuerzo para equilibrar a las demás láminas. 

El resultado de este suelo es muy similar con uno de madera original. Sin embargo, el parquet laminado no se barniza ni se puede lijar

El precio ronda entre los 10 y 35€ por m2.

Parquet vinílico

El parquet vinílico es el mejor compañero para los aseos o zonas donde se origine mucha humedad. Gracias a su capa de polietileno termoestable, lo protege del agua y del vapor. 

No se consigue el mismo efecto madera que pasaba con el parquet laminado. 

Su precio ronda entre los 5 hasta los 60€ por m2

Parquet vinílico adhesivo

Este modelo de pavimento no requiere obra y su instalación es fácil. Sus propiedades lo han convertido en uno de los más demandados: antibacteriano, antideslizante, resistente al desgaste y al agua…

Parquet cerámico o porcelánico

Se trata de un suelo compuesto por piezas cerámicas o porcelánicas que buscan imitar a la madera. Su gran resistencia al agua, a la humedad y al rayado lo hacen diferente a los otros materiales. Además, no requiere mucho mantenimiento y puedes instalarlos en toda la casa para conseguir un efecto de continuidad. 

Su precio ronda entre los 10 a 60€ por m2.

Parquet de bambú

Se trata de una de las opciones más desconocidas. El parquet de bambú está fabricado por uno de los materiales más estables y duros del mercado. Además, es muy ecológico. Apto para uso interior y exterior, es resistente a la humedad. 

El precio ronda por los 30€ el m2.

Parquet hidráulico

Este modelo de pavimento ya está en desuso, pero su gran resistencia hace que aún lo podamos encontrar en muchas viviendas. Empezó a instalarse en el siglo XX formando figuras geométricas en su acabado. 

Tipos de parquet según su forma

Según sea tu estilo y gusto personal, podrás encontrar una gama de acabados para conseguir un estilo moderno o clásico.

Parquet espiga

El parquet con forma de espiga vuelven a estar en tendencia. Se trata de un pavimento compuesto por lamas que se van colocando unidas. Se trata de un parquet elegante y clásico que se puede encontrar en muchos hogares. 

Se puede tratar con tintes y barnices para recuperar su brillo inicial. 

Parquet de mosaico, damas o taraceado

Se llama así al parquet compuesto por pequeñas tablas instaladas en forma rectangular.

Sus dimensiones sueles ser: de longitud entre 12 y 14mm, anchura menor igual a 35 mm y el grosor de 8mm.

Se pueden diseñar a partir de materiales como la madera de eucalipto o roble. 

Tipos de parquet según su color

Para gustos, colores. Y es que el parquet es un pavimento que está disponible de diversos colores para combinar con muebles y decoración del hogar, acercándose al estilo propio de cada persona.

Parquet gris

Los colores más oscuros, como puede ser el gris, disimula mucho mejor las manchas y la suciedad

Además, si el resto de la decoración de la casa es de estilo rústico, un parquet oscuro es la mejor combinación.

Se emplea mucho con una decoración blanca, buscando una sensación de más luz en la sala. 

Parquet blanco

La principal ventaja de contar con un suelo blanco en tu hogar es la sensación de amplitud y la luz que aporta. 

Así que, si la zona donde quieres poner parquet no es especialmente luminosa, esta es tu mejor opción. Además, conseguirás un estilo nórdico muy actual. 

Parquet color roble

Sin duda es el rey del parquet. Cada vez son más las casas que apuestan por este acabado. Además de combinar con muchos estilos, este color es fácil de limpiar y disimula la suciedad.

Tipos de parquet según su resistencia

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de precios que pueden oscilar desde los 10 hasta los 60€. Esto se debe a los materiales y la resistencia que tienen. Hay que elegir bien. A veces, lo barato acaba saliendo caro. 

Cuando se va a comprar un parquet, nos tenemos que fijar en la abreviatura AC (criterio de abrasión), que consiste en el número de vueltas que gira una lija sobre la superficie hasta que acaba desgastándola. Por eso, en función de este factor podemos encontrar: 

  • AC1: más de 900 vueltas.
  • AC2: más de 1.800 vueltas.
  • AC3: más de 2.500 vueltas.
  • AC4: más de 4.000 vueltas.
  • AC5: más de 6.500 vueltas.
Sin embargo, los más demandados y recomendados son los dos últimos.

Parquet AC5

Cuando hablamos de una superficie con la característica AC5, nos referimos al material más resistente que hay en el mercado.  

Este tipo de pavimento es el más recomendable para el uso doméstico intensivo o el uso comercial en lugares donde concurre una gran cantidad de personas, como restaurante o tiendas. 

Parquet AC4

Este tipo de parquet tiene una resistencia media-alta. Al igual que el anterior modelo, es apto para un uso doméstico y comercial. En relación calidad precio es el más aconsejable. 

Sin embargo, si desde el principio vas a saber que va a estar en una zona muy concurrida, tendrás que hacerte la idea de que acabarás necesitando un servicio de acuchillamiento de parquet más pronto que el AC5. 

Con todas estas indicaciones, podrás hacerte la idea de qué parquet va acorde con tus gustos y necesidades. 

Conoce Reforcam