La reformas del hogar es una circunstancia que se presenta al menos una vez en la vida. Esta necesidad se acentúa cuando tenemos una casa de poco tamaño. Por lo general, al crecer la familia o cambiar las necesidades individuales de la pareja, se hace necesario realizar cambios que permitan un desarrollo óptimo de la vida cotidiana.

Por ello, te traemos unas soluciones sencillas que puedes aplicar a en la reforma del hogar para mejorar la calidad y el espacio.

Aspectos a tomar en consideración para reformar una casa pequeña


Lo primero que debes hacer es evaluar cuáles son tus necesidades primordiales, de este modo sabrás que zonas de tu casa necesitan ser modificadas en primer lugar. 

Evalúa el tipo de estructura con la cual está fabricada tu casa, conociendo los materiales y componentes, para así poder definir qué espacios pueden ser intervenidos y cuáles no.

Estudia la distribución arquitectónica de tu casa para saber qué zonas podrían conectarse entre sí, en el caso de querer hacer una integración de espacios. 

Integración de áreas comunes


Una solución ideal para las viviendas pequeñas que tienen una conformación de espacios aislados, donde cada área se ubica en un salón independiente, es integrar algunas zonas comunes, por medio de la demolición de algún muro que no cumpla una función estructural.

En este sentido, puedes procurar integrar, bien sea el salón principal con el comedor o con la cocina, dándole un estilo más moderno a tu hogar y generando un espacio más agradable visualmente. 

Apertura visual


Uno de los componentes que mejor funcionan para disimular el aspecto de espacio reducido, es la utilización de materiales permeables visualmente, es decir, que permitan generar una integración visual, bien sea con el exterior o con otras zonas de la casa.

Este es un criterio que se puede aplicar siempre y cuando no se influya de manera negativa en el factor de privacidad que deben mantener las zonas de descanso del hogar.

Una posible solución está en sustituir las pequeñas y aburridas ventanas por muros de vidrio que cubran la superficie de la pared del suelo hasta el techo. También puedes optar por el uso de muros tipo persiana o celosías verticales, para sustituir las paredes de mampostería. 

Aplicación correcta del color


Un aspecto que influirá directamente en la percepción del espacio es el uso correcto del color. Como bien es sabido, los colores claros ayudan a que los espacios se perciban más amplios, mientras que los tonos oscuros hacen parecer el área más reducida.

A pesar de que esto no representa un cambio en cuanto al tamaño de la habitación, si hará que cambie la percepción inconsciente de la misma, lo que influye positivamente en el aspecto emocional.

Uso de muebles desplegables y ocultos


Una gran solución para las casas pequeñas es el uso de muebles multifuncionales, que puedan ser plegados u ocultos cuando no se estén usando. De este modo se ganará mucho espacio libre durante las horas donde no se requiera hacer alguna actividad en específico.
 

Soluciones tipo LOFT


Aunque este es un tipo de remodelación limitada por la altura y sistema estructural de la casa, en los casos donde sea posible contar con una altura suficiente, se podrán generar espacios interiores totalmente integrados, desarrollando una composición libe de muros que generará una sensación de agrandamiento del espacio.


Reformas aplicables a los distintos espacios del hogar en una casa pequeña


Salón principal


En muchas ocasiones el salón principal puede ser reducido, por lo que no “invita” a  permanecer en el espacio. Para mejorar dicho sector se podrán utilizar mobiliarios aéreos para elevar del suelo todo aquello que pueda ser colgado. 
Así mismo, se podrán utilizar muebles plegables que sean utilizados sólo en los momentos donde es necesario mantener un grupo mayor de personas, como invitados.

Una solución para reformar tu espacio pequeño son los sillones tipo baúl, donde se aprovecha la parte baja de los sofás para usarlos como almacenamiento, lo cual te ayudará a reducir el espacio adicional requerido por repisas o mesas auxiliares.

Siempre que la estructura lo permita y solicitando los permisos respectivos, podrás abrir el espacio cambiando las pequeñas ventanas por grandes ventanales, que incluso pueden ser plegables, para permitir la integración con algún área exterior que tengas disponible.

Para esto es necesario que busques la ayuda de un profesional en la materia.

Pasillos


Los pasillos son áreas que permiten la comunicación entre los distintos espacios que conforman la vivienda, sin embargo, estos pueden ser en ocasiones muy largo o estrechos.

Un secreto para reformar los pasillos y hacer que luzcan más amplios es colocar espejos en los laterales o al final del mismo. De este modo la percepción del espacio cambiará y será un elemento funcional para que verifiques tu apariencia en todo momento.

Cocina


La cocina además de ser funcional es un espacio que define el estilo de cada propietario. Sin embargo, existen espacios destinados a la cocina que son sumamente pequeños y poco funcionales.

Una posible reforma que puedes hacer para mejorar el área de tu cocina pequeña es emplear muebles extensibles. Puedes optar por el uso de algún mesón que se pueda ocultar luego de usarlo o accesorios extensibles como campanas telescópicas. Esto permitirá que el espacio sea más funcional.

A ser posible, emplea el menor número de muebles de cocina aéreos de configuración alargada,  ya que estos reducen el espacio superior, haciendo ver la cocina aún más estrecha.

Si por el contrario tienes una cocina ancha y de poca longitud, puedes aprovechar el almacenamiento vertical, donde puedes apilar algunos artefactos como el horno y el microondas para evitar colocar muebles adicionales. 

Dormitorios


Este debe ser el espacio que mayor confort brinde al hogar, ya que allí es donde debemos sentirnos relajados para reponer las fuerzas necesarias para el inicio de cada nueva jornada.

Las reformas ideales para el área de dormitorio van ligadas al uso de la menor cantidad de mobiliario, dejando a la vista sólo lo necesario. Es ideal generar suficientes divisiones en el armario para guardar todos los elementos de uso personal, aprovisionando las puertas del mismo con espejos para evitar el uso de muebles extra para tal fin.

También se recomienda el uso de colores claros y generar una buena iluminación natural. Estos aspectos ayudarán significativamente a que el dormitorio luzca lo más agradable posible.

Baños


Estos espacios a pesar de que parezcan no necesitar de un gran tamaño, son indispensables para el correcto desarrollo de la vida cotidiana. En algunos casos, los baños son tan pequeños que generan incomodidad a sus usuarios.

Una de las remodelaciones que puedes hacer es usar muebles bajo los lavabos, de este modo tendrás una zona extra para almacenar toallas o cualquier implemento de limpieza y aseo, al mismo tiempo que luce muy bien el área interior del baño.

Elimina el uso de cortinas de baño para la ducha, la mejor opción es usar puertas de vidrio que no generan una ruptura visual del espacio.

De ser posible, cambia las piezas sanitarias por algún modelo más compacto y pequeño. Hoy en día es posible conseguir modelos de piezas de baño de variados tamaños, adecuados a tu requerimiento de espacio.

Realizando algunas de estas reformas en tu casa pequeña, podrás notar un cambio significativo en la forma como la has percibido hasta los momentos, donde notarás un incremento de la calidad de espacio, al mismo que tiempo que sacas el mayor provecho al área disponible.